6.07.2007

VIRGEN DEL CARMEN

Santos recibió un par de zapatillas “Umbro” en navidad del 2006. Sus ojotas eran reemplazadas en días de fiesta por un traje de elegancia. Santos como todos lo conocen se llama: Mario Ferro.
El Waqa T’inkay, la naranja del niño y el talco morado en su carita.
Ayaviri, Limatambo.
El señor Aquiles, la quena, la señora Irene y la tinya. El señor Victor, la serpentina, la señora Trinidad y la chicha.
Para empezar la fiesta: Los niños, los animales, la mixtura, la comida, los adultos, la cerveza, la chicha y la música.
La casa se está descascarando con el calor de la luna y el sonido de los trenes que pasan por ahí. De ser golpeada con las pelotas de fútbol y el “ti – ti” del carro.
De almuerzos, de sopa: El Chairo. De leer un periódico mientras se almuerza, de estar apurado para no llegar tarde a las clases de ingles.
No sé cual su nombre, sé que al abuelito le dicen Machulacha. Sé que prepara los piononos, panes de yema, alfajores, pie de manzanas y bizcotelas. Sé que siempre está en aquel cuarto.
Cuando dos personas se juntan y desean construir algo con todas sus fuerzas posibles, lo hacen. Cuando piensan que sus sueños se pueden volver realidad, se cumplen. Los dos toritos, significan que van a forjar la casa.
Hace frío y cuando amanece, la niebla se ensaña con todos para ver la luz del sol mas tarde, mientras abajo están trabajando muy alegremente. Arriba en Tica Tica se espera sentir calor, a menos que nos quedemos en el horno.
El equipo de Fulbito de los panaderos de Tica Tica. El señor Aquiles (arriba) y su hermano Antonio (abajo). El tío Mario y su hijo Luís poniéndole “cachitos” (izquierda – abajo) y Santos (derecha – abajo).
Cuando cae la noche, prenden los postes de luz, las nubes como diosas nos miran diminutamente, respirando nuestras esperanzas y sobreviven los mas fuertes, cuando mas anochece.
Hojas de coca para el señor Víctor, después de sacar papas de la casa del paradero cusqueña.
Las flores Panti de Mariela.
Walter, su tía y Juan Carlos en la panadería, con el televisor a un lado y el espejo a sus espaldas y la tía de Walter con la wawa.
La wawa.
La señora Irene, soñando con ser cantante. La señora Irene y sus lágrimas, andando solas para luego ser compartidas.
Edith, acompañando a esas lágrimas y ese lunar.
A veces amanece muy bien (bonito) y dura muy poco.
Lo que dura mucho es el viaje en bus, dura más cuando está muy lleno el “Satélite”, a 50 céntimos el pasaje. Aunque, se puede ir caminado o en bicicleta, normalmente subo desde San Francisco, pasando por Santa Ana, Tanque, San Benito (San Monito), Chincheros, Chozas (Chascosas), Los Huertos (Los Muertos), Cruce y bajo en Arenas…
Angela Briggitte, demostrando una linda sonrisa.
Sandalias brasileñas.
El maestro panadero Saturnino con sus herramientas, haciendo panes torta; hace poco en Mayo del 2007.

No hay comentarios.: